Sidonia Rolandi Gómez

Desde pequeña siempre me ha acompañado mi pasión por la ciencia. Los días de laboratorio eran mis favoritos en el colegio. Tanto que acabé realizando el grado de Ciencias Ambientales en la Universidad Autónoma de Madrid.

Con el cambio a la vida universitaria, mi alimentación empeoró. Como muchos estudiantes, empecé a comer más veces fuera de casa escogiendo alimentos de baja calidad nutricional. En ese momento, decidí realizar un cambio. Me apunté a Crossfit y empecé a fijarme más en lo que comía. El cambio que dio mi estado de salud fue alucinante. Dejé de ponerme mala con frecuencia, mejoró mi energía y empecé a sentirme fuerte. Este cambio, hizo que encontrase mi verdadera vocación. Quería ayudar a la gente a sentirse así de bien. Para conseguir ese objetivo, realicé el grado de Nutrición Humana y Dietética en la Universidad Isabel I.

Mientras que hacía la carrera, fui especializándome cada vez más en nutrición clínica, y en particular, en salud hormonal. Es un campo que me fascina y que me ha permitido observar como con la nutrición, se puede ayudar a mejorar significativamente la calidad de vida de nuestros pacientes.