EDUCACIÓN NUTRICIONAL

Es muy posible que alguna vez hayas escuchado a alguien decir: "somos lo que comemos". Pues bien, esa frase pronunciada por el filósofo y humanista Ludwig Feuerbach, describe a la perfección la necesidad y la importancia que tiene una correcta alimentación sobre la salud de nuestro organismo.

Pero; ¿acaso sabes lo que es alimentarse de una manera adecuada?, ¿piensas que lo que es beneficioso para ti lo es para todos?, ¿sientes que estas orientando tu patrón nutricional en el camino correcto hacia tus objetivos?, ¿te estás dando cuenta de que por mucho que te esfuerces, no avanzas al ritmo deseado o estás estancado?

Partiendo de una base en la que la educación nutricional debería ser una asignatura troncal en todos los colegios e institutos, algo que por desgracia aún no está establecido, queremos poner a disposición de todas las personas un aprendizaje continuo que pueda dar respuesta a todas esas preguntas que se van generando en el contexto vital de cada persona en materia de nutrición.

Porque la nutrición no es solo alimentos y recetas. La educación nutricional es, entre muchas otras cosas:

  • Saber distinguir que alimentos son o no aptos dentro del marco de la salud, en base a su composición, etiquetado e ingredientes.
  • Generar independencia a la hora de elaborar los platos y menús.
  • Conocer y satisfacer tus demandas nutricionales en base a tus objetivos sin tener que esclavizarte en la cocina.
  • Identificar los motivos emocionales y fisiológicos por los cuales te pueden apetecer alimentos menos saludables o más palatables.
  • Saber enmarcar alimentos con peor calidad nutricional en nuestro patrón alimenticio de manera controlada y equilibrada.
  • Conocer que alimentos te ayudarán saciarte o a potenciar tu apetito.
  • Mantener nuestro planeta a salvo con una alimentación sostenible.
  • Mejorar nuestra salud mediante la prevención de enfermedades.
  • Posponer el envejecimiento y la incapacidad gracias a la corrección y prevención de deficiencias nutricionales.
  • Disfrutar.

Porque la alimentación no es únicamente nutrirse. El acto de comer es algo mucho más profundo que eso. La ingesta de buenas materias primas, combinado con la compañía de nuestros seres queridos, debería evocar emociones positivas. Algo que, al parecer, se nos está olvidando por culpa de la exigencia sobre el canon estético en las redes sociales, el estrés que nos conduce a la desinhibición con placeres nocivos, las estrategias de marketing incentivadas por la industria que propician el consumo excesivo de ultra-procesados, entre otros.

Por ello, en ACROSS WELLNESS tenemos la obligación de cambiar el entorno poniendo a tú disposición la oportunidad de aprender independientemente de la edad que tengas. Desde los más pequeños, pasando por los adultos, hasta terminar por los más mayores.

SI QUIERES EVOLUCIONAR, NOSOTROS TE AYUDAMOS A CONSEGUIRLO.